10 minutos

Y ahí estaba él, cuando el alba despuntaba y el gélido frío hería entre los poros de su aún joven e inqueta piel ahí fuera, tumbado y recostado en una habitación de luz ténue, bajo el regazo momentáneo de una mujer que seguramente con los años simplemente sería una anécdota -aunque secreta- más en su … Leer más 10 minutos