Después

Dudaba si regresar, pese a saber el camino. La rutina y las dudas se apoderaban de mí cada vez que quería sentirlo, vivir otra noche contigo. No sé si las musas aún revoloteaban por aquel bucólico escenario en el que danzamos desnudos durante más de 300 madrugadas. El vértigo me desliza como un tobogán blanco … Leer más Después